Turismo todo el año en el Monasterio de Piedra

| 23 noviembre, 2015 | 0 Comments

Santuario de Jaraba 2

Si buscáis un lugar perfecto para pasar unas vacaciones y en cualquier estación del año, os recomiendo que miréis en el google maps al sur de la provincia de Zaragoza, exactamente el Monasterio de Piedra, un lugar con mucho encanto muy cerca del municipio de Nuévalos, un cruce de caminos entre Zaragoza y las provincias de Soria y Guadalajara. Y es ideal porque en verano resulta una delicia recorrer su Parque Natural, por sus cuatro rutas senderistas, salpicadas de saltos de agua a cada cuál más espectacular que el anterior, rodeados del frescor que el frondoso bosque nos ofrece. Pero también en invierno nos maravilla la belleza del Parque, creado en plena Época Romántica del siglo XIX, y las modernas instalaciones nos ofrecen todos los servicios, cobijándonos de cualquier inclemencia del tiempo.

Las estaciones menos radicales son también fechas señaladas para visitar el Monasterio de Piedra. En primavera el bosque se convierte en un colorido jardín y los largos paseos son más llevaderos que en las demás estaciones. Las escapadas de fin de semana son más frecuentes por su Hotel&Spa, seguramente porque “la primavera la sangre altera”.

bodas

El entorno es ideal y muy utilizado para la celebración de bodas en Zaragoza con unos paisajes idílicos para tener unos recuerdos inolvidables.

La atmósfera es propicia para catar los caldos en la Ruta Enológica, donde podemos visitar las bodegas de esa región, incluido un Museo del Vino, donde encontramos muestras e información sobre la historia del licor más antiguo de la Humanidad. Pero si preferimos lo cultural, la Ruta Mudéjar nos traslada a la Edad Media, para conocer la arquitectura, el arte y su cultura, muy presente en toda la provincia de Zaragoza, con Patrimonios de la Humanidad visitables.

En otoño el Parque Natural parece mimetizar las ruinas del Monasterio de Piedra, mostrando un paisaje sin igual como solo los pueblos de Aragon sabe dar. La piedra toma el color castaño del bosque y parece pincelado todo por la obra de un gran maestro. Por eso resulta difícil conocer si el romántico Muntadas Jornet soñó con su Parque en una estación del año concreta. De todas formas, su Parque sería considerado como uno de los más bellos del mundo ya a finales del siglo XIX, indiferentemente de la época en que se visitara. Si el viento nos resulta incómodo, siempre quedan las instalaciones a cubierto de la zona: Hotel, piscina cubierta, restaurante, salones de actos y muchas actividades lúdicas que, dependiendo del día, se desarrollan al aire libre o a cubierto.

 

De todas formas, los hay de intrépidos y que prefieren jugar al golf sin importarles el tiempo que haga. En familia, grupos de amigos o en solitario, bien vale la pena una visita a este fantástico paraje natural. Os recomiendo que reservéis antes de partir y mirar en su página web pues ofrece numerosas ofertas durante todo el año.

Tags: ,

Category: Paradores de Aragón

About the Author ()

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *